Loading...

Bebé sufrió accidente

Anuncios

Dicen que una madre daría la vida por sus hijos pero ¿esto realmente es cierto?… Carolina llevaba un embarazo normal, nunca faltaba a sus revisiones y no había nada que la ilusionara más que la llegada de su pequeño a este mundo. A pesar de que solo tenía 19 años, ella adoraba a su pequeño, sin embargo cuando Matvey nació tenía una coloración extraña en la piel, causada por una rara enfermedad. Afortunadamente no era nada serio, los doctores dijeron que lo único que necesitaba era tomar una terapia de luz para que pudiera desarrollar una coloración normal, así que sin pensarlo, Carolina aceptó que su hijo tomara dichas terapias. Un día la enfermera que estaba a cargo de su cuidado, dejó a Matvey desatendido en la cama de luz, pensó que no pasaría nada si ella salía un par de minutos de la habitación, pero estaba equivocada…[wpex more=”CLIC PARA LEER MAS” less=””]

Lamentablemente durante la ausencia de la enfermera una falla en la máquina de luz hizo que una de las lámparas especiales se sobrecargara, provocando una terrible explosión mientras  Matvey estaba dentro.

El niño quedó gravemente herido, su cuerpo estaba envuelto en vidrios calientes y sufrió quemaduras de segundo y tercer grado. Al sacarlo del lugar, el pequeño estaba inconsciente, los médicos lo asistieron, pero al tocar su piel, ésta se desprendía de la carne.

Matvey no podría ser el mismo, su pequeña nariz, se desprendió de su rostro, y necesitaría varias cirugías reconstructivas; su madre al enterarse de ello, ni siquiera tuvo el corazón para ver a su pequeño, tomó la salida más cobarde y lo abandonó en el hospital… ¿Quién se haría cargo de cuidar al pequeñito?

Anuncios

Las cosas se complicaron, pues ahora todos querían la atención de los medios, y hubo muchas mujeres quienes aprovecharon la fama, para tener sus 15 minutos en televisión nacional, pero ésto solamente retrasó el proceso de adopción del pequeño, debido a tantas candidatas. Incluso, la madre biológica de Matvey regresó e intentó recuperar la custodia del bebé, pero los jueces no lo permitieron, pues ella había abandonado a su hijo en los momentos más complicados de la recuperación.

Pero hubo una mujer de Moscú, llamada Svetlana que curiosamente llegó al hospital para llenar de amor al pequeño. Svetlana aseguró que había tenido un sueño en donde Dios le pidió que adoptara al bebé enfermo que se encontraba en aquel hospital, por lo que solo decidió seguir la voluntad de Dios y manejó hasta donde encontraría a su nuevo hijo.

Ella se mantuvo alejada de todo el escándalo que se había desatado, pues lo único que quería era darle una vida feliz al bebé, al valiente pequeño que había luchado tanto, desde aquel trágico accidente.

Los jueces decidieron que el bebé estaría bien al lado de Svetlana y ella se hizo cargo de sus demás cirugías, para poder darle una vida normal y mucho amor al pequeño; lo que más nos ha inspirado de esta historia, es que Matvey, jamás ha dejado de sonreír.

No importa el dolor o sufrimiento por el que hayas pasado, recuerda que nunca es demasiado tarde para sonreír…

[/wpex]
Anuncios
Loading...

Check Also

While department stores have dominated shopping

Anuncios While department stores have dominated shopping culture for more than a century, it seems …