Loading...
Está feliz madre con relata cómo la vida le cambió después de tener su bebé - ViralesssViralesss

Está feliz madre con relata cómo la vida le cambió después de tener su bebé

Esta feliz madre quiere  hacer llegar a todos el como uno cambia cuando ya es madre con una foto del “antes” y el “después” de tener a sus hijos, relata sus sentimientos francamente y revaloriza el cuerpo saludable.

Después de nueve meses de embarazo, las mujeres tienen que acomodarse y sentir que el cuerpo les pertenece solo a ellas. Durante ese tiempo, tienen que compartir su vientre con el bebé al que le dan vida.

Tras el parto, llevará un tiempo recuperar formas y aceptar los cambios. Es posible que se extrañe la imagen corporal anterior. Una mamá australiana decidió reflexionar sobre estos sentimientos encontrados en relación con el cuerpo saludable. Laura Mazza tiene dos hijos: Luca, de dos años y Sophia, de ocho meses.

[wpex more=”CLIC PARA LEER MAS” less=””]

En su blog, The Mum on the Run, y en su Facebook, publicó un post al que tituló “El amor te hará engordar”. Lo acompañó de dos fotos: una de su cuerpo antes de la maternidad y otra con su figura actual. Sin embargo, “esta no es una foto del antes y el después de perder peso. Es la historia de una victoria”, explica la mamá que vive en Melbourne.

La imagen del antes sin estrías y vientre plano es el cuerpo alcanzado con una dieta continua y restringida: “No comía hidratos de carbono, y apenas verduras. Solamente carne. Al final acabé odiando la carne y sufriendo acidez de estómago”, relata Laura.

Pero era el cuerpo admirado, tanto por ella como por los demás: “Recuerdo que la gente me preguntaba cuál era mi rutina de ejercicio. Me admiraban. ¡Yo me admiraba! Renové el armario entero. Estaba tan orgullosa… Presumía de mi cuerpo”.

La foto del “después de tener a sus hijos” no la complace y siente que “no es un cuerpo que nadie admire”, pero reconoce que esa figura es el resultado de una mejor alimentación: “Fruta, verdura, carbohidratos; pasta, arroz, tartas, chocolate. A veces 20 nuggets de pollo. Pescado. No siempre es saludable pero sí el 99% del tiempo”, dice Laura.

Y, aunque entiende que las cicatrices, las estrías y su abdomen flojo existen porque dio vida, le costó aceptarlo: “Por alguna razón, no he amado este cuerpo”. Sentía que esas formas no merecían lucir ropa sexy, aunque se daba cuenta de que la delgadez no la hacía feliz y que no estaba sana.

Si bien todavía quiere estar como en la primera foto, revaloriza su actual imagen: “He logrado más con este cuerpo de lo que logré con el anterior. He comido cosas más ricas, he vivido más, he dado más, he disfrutado más. He creado vida. Este cuerpo, este cuerpo, debería ser celebrado y admirado”. Y se propone lograr los cambios de una manera saludable mental y físicamente.

En una entrevista, Laura contó que, durante años, luchó contra la depresión y la ansiedad y que la medicación que toma afectó su peso. “Prefiero ser una buena madre que una persona infeliz”. Por favor comparte este maravillosa nota con todos tu amigos.

[/wpex]

Comentarios